viernes, noviembre 03, 2006

Policías privados de TFM orientan y ayudan a inmigrantes



Policías del servicio privado Dipseco de Transportadora Ferroviaria Mexicana (TFM) también nos orientan en nuestra ruta, señaló Hipólito Reyes, inmigrante hondureño, mientras un efectivo de seguridad de TFM orientaba a un grupo de hondureños y cubanos cuando se disponían a abordar el tren que atraviesa la ciudad.
Sobre las vías del tren, cuatro inmigrantes eran orientados por un efectivo de seguridad privada de la TFM. Cuando fuimos testigos del suceso, La Jornada San Luis se acercó para preguntar el motivo de la detención, pero resultó que el policía de seguridad privada orientaba a tres hondureños y un cubano. Ante este medio, el policía daba instrucciones de cómo cuidarse de efectivos de seguridad de su misma compañía y también informó sobre los vagones de tren que pueden ser abordados, “yo trato de ser un ser humano normal, pero no porque yo trabajo en una empresa para resguardar sus bienes, voy a poner en riesgo la vida de otros, yo no soy como mis otros compañeros que sí han robado, incluso golpeado, a muchos migrantes que pasan por aquí. Tampoco los de seguridad pública municipal y estatal se salvan”, dijo.
“Uno también alguna vez ha sido migrante. Nos da coraje y nos indignamos cómo los tratan en Estados Unidos, por qué no vamos a tratar a los que solamente pasan y transitan por el país”, aseguró un efectivo de seguridad Dipseco que pidió el anonimato.
Luego de recibir instrucciones, los cuatro indocumentados manifestaron que pese a la situación social de México y Estados Unidos, no abandonarán la idea de instalarse en el norte.
Don José, de 53 años de edad y de nacionalidad cubana, manifestó que solamente vino a México para visitarlo, puesto que ya se había instalado en Estados Unidos. Recordó que salió de la república de Cuba en una balsa rumbo a Miami.
Comentó que será más fácil para él ingresar a Estados Unidos, puesto que autoridades del norte los protegen bajo asilo político. Entre sonrisas recordaba los lugares de su país.
Por otro lado, Hipólito Reyes de 29 años de edad, nació en Tegucigalpa, Honduras. Narró que en la república de Honduras se dedicaba a la conducción de tráilers. El padre de tres menores de edad señaló que la situación de Honduras es crítica, ya que no existen oportunidades de empleo bien remunerado, “en Honduras no hay forma de sobrevivir como uno desearía. Yo que ya tengo hermanos en Estados Unidos, le puedo decir que si encuentro trabajo de conductor o de herrero, ganaría cuatro veces más que en Honduras”.
Mientras se alistaban para abordar el tren, los cuatro compañeros de viaje se retiraron del lugar agradeciendo la orientación del efectivo de seguridad de la TFM. Sin equipaje alguno y sin cambios de ropa que los proteja de las inclemencias del tiempo, los cuatro inmigrantes esperan llegar a la frontera en un día y medio por tren, para poder cruzar.
Por Montserrat Balcorta Sobrino
Lugar de entrevistas. Ejido Peñasco rumbo a vías del tren hacia Bocas, SLP.
Fotoperiodista: Aarón Cadena Ovalle COMA

domingo, octubre 01, 2006

Se aprueba en EU construir nuevo muro fronterizo de más de mil kilómetros


La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó hoy un proyecto de ley para construir un muro de mil 126.3 kilómetros de extensión en la frontera con México, y para ordenar que el gobierno establezca el "control operacional" de todas las fronteras y costas del país mediante más agentes de la Patrulla Fronteriza, barreras y el empleo de alta tecnología para la vigilancia, incluyendo satélites, cámaras y aeronaves.
Es la segunda vez en un año que la cámara aprueba una barda fronteriza, en este caso sería de una extensión de un tercio de la frontera con México y de doble fila con un costo calculado en 2 mil millones de dólares. "Si la construimos, ya no vendrán ilegalmente", declaró el presidente de la cámara baja Dennis Hastert, pero varios de sus colegas advirtieron que este tipo de medidas no resolverá el problema, y dijeron que eran parte de una maniobra electoral del liderazgo republicano.
Mientras tanto, el mismo día en que se habla de construir muros, el presidente George W. Bush emitió su proclamación anual declarando que entre el 15 de septiembre y el 15 de octubre se celebrará el Mes de la Herencia Hispana, en reconocimiento a las grandes contribuciones de los hispano-americanos a este país.
Por otro lado, en esta ciudad la Organización de Naciones Unidas celebró el Diálogo de alto nivel sobre migración, en donde se ofrecieron discursos sobre cómo manejar el fenómeno mundial en torno al respeto a los derechos humanos y el desarrollo económico.
Fue un día muy activo para los políticos sobre el tema migratorio, pero no hubo mucho que celebrar para los millones de inmigrantes en este país ni sus familias en los países de origen, al escuchar por un lado que son una amenaza a la seguridad nacional y por el otro que deben ser respetados, defendidos y elogiados por sus grandes contribuciones.
El proyecto de ley aprobado hoy por 283 contra 138 votos será enviado al Senado para su ratificación, y si eso se logra, será presentado al presidente para su promulgación en ley. Todos entienden que estas maniobras son parte de la danza electoral en este país, donde los republicanos y los demócratas buscan cómo usar el tema de la migración para posicionarse políticamente ante los comicios legislativos nacionales de noviembre.
Vale recordar que el Senado aprobó un proyecto de reforma limitada que incluyó la construcción de 595.33 kilómetros de un muro fronterizo y otras medidas para "controlar" la frontera, aunque esa medida se congeló legislativamente, ya que el liderazgo republicano de la cámara baja se negó a negociar un acuerdo para lograr un proyecto de consenso entre ambas instancias.
El canciller mexicano, Luis Ernesto Derbez, reaccionó ante el voto de la cámara baja estadunidense en una conferencia de prensa en Nueva York. "Es desafortunado -dijo- que se piense que la solución es creando barreras" y reiteró que "decir que las barreras y bardas van a ser la solución es no entender el fenómeno de la migración". La posición mexicana, añadió, continúa siendo la misma de proponer un acuerdo para lograr una migración "legal, ordenada y segura" que incluya una regularización de las personas sin papeles que ya residen aquí como un programa de trabajadores temporales para manejar el flujo a futuro. Además, repitió que el concepto de "corresponsabilidad" es fundamental, ya que es abordar ambos lados del fenómeno, y donde países como México buscan generar cada vez más empleo para disminuir la migración.
Foto: Alfonso Caraveo Castro
La Jornada.

jueves, junio 22, 2006

"Ninguna Ley nos va a detener", dice hondureño en su ruta por SL

Indocumentado hondureño manifestó que no importa cuántas medidas de seguridad realice México para detención de inmigrantes. “Ninguna ley nos va a detener para buscar trabajo y de comer”.
Andrés Rodríguez de 37 años, habitante de Sula, Honduras, lleva un mes en el país. En su ruta por San Luis Potosí, manifestó que no importa cuántas leyes y posturas contra migrantes centroamericanos se apliquen en México, “de cualquier forma, nada ni nadie detendrá a miles que queremos buscar de comer para nuestras familias”.
Señaló que a menos de que autoridades de su país, Honduras, erradique la pobreza “nada ni nadie nos va a detener para viajar hacia Estados Unidos”, aseveró.
“A mí me han dicho muchos mexicanos que México es difícil, que policías roban, golpean y asesinan. Yo no dudo que así pase, porque he sido testigo de muchas ofensas, pero eso no me ha detenido ni me detendrá, ya llevo tres intentos de viaje hacia Estados Unidos, y no he podido entrar. A mi edad pues, preferiría quedarme en mi casa, pero la necesidad es la que me obliga a salir a buscar mejores condiciones de vida”, explicó.
El migrante hondureño, insistió “a mí no me dan miedo los policías, ni a que me roben, ese es el precio que uno paga por decidir viajar a Estados Unidos. Lo que me angustia es que los mexicanos policías se comporten como la migra en la frontera. En mi país se habla de que los mexicanos son amigables y es una decepción saber que no es cierto”.
Reconoció que muchos mexicanos le han ayudado para seguir con su ruta. “Mucha gente me ha dado de comer, me ha dado pisto, me ha dicho de las rutas que debo de seguir, sabe qué, me dicen que tenga cuidado con los policías, cosa extraña porque ellos están para cuidar a las personas y no es así”, indicó.
Insistió “tanto yo, como muchos de mis compañeros, no tenemos miedo, lo que queremos es llegar. Nosotros ya sabemos que podemos arriesgar hasta la vida por causa de otros que desconocen nuestra situación”, puntualizó.
Andrés Rodríguez puntualizó que viajará en tren por “económico”, hasta lograr el objetivo.
Por Montserrat Balcorta Sobrino
Foto Notimex

domingo, junio 18, 2006

Viaje de migrante termina aquí porque policías municipales le robaron su dinero


Lo interceptaron con un grupo de hondureños
y lo acusaron de pollero

Francisco Arturo Hernández López, mexicano, indígena y habitante del poblado de Cintalapa, municipio de Ocosingo, Chiapas, denunció a efectivos de la policía municipal de San Luis Potosí, por abuso de autoridad. El migrante fue interceptado por los agentes policiacos cuando se dirigía a Estados Unidos y le quitaron tres mil pesos.
Hernández López, de 25 años de edad, casado y con un hijo de tres años, salió de Cintalapa hace tres días buscando llegar a Estados Unidos.
Viajó tres días y medio en autobús con destino a San Luis Potosí, donde abordaría el tren hacia la ciudad de Houston, Texas. En esta ciudad fue interrumpida su ruta.
Hernández López, de oficio albañil y campesino, dijo que abandonó su hogar para trabajar ‘‘al otro lado'’. En su paso por San Luis, fue asaltado por efectivos de la policía municipal. ‘‘Dos policías de municipio me robaron mi dinero'’, denunció.
El migrante mexicano manifestó que los policías le gritaban ‘‘pollero'’, ya que fue sorprendido cuando migrantes centroamericanos abordaban el mismo tren. ‘‘Ni siquiera tuve tiempo de ver las placas de la camioneta'’, señaló.
Cuando iba a abordar el tren –narró– policías municipales lo interceptaron junto a un grupo de hondureños. Lo acusaron de viajar con los centroamericanos y le robaron los tres mil pesos que traía para su viaje.
‘‘Me quitaron la billetera y me dijeron que me iban a dejar ir si les daba 500 pesos'’, añadió el frustrado migrante. Francisco Hernández aseguró que se identificó con los policías municipales como mexicano. Mostró un acta de nacimiento y su CURP. Sin embargo, los policías de todos modos lo despojaron de su dinero.
Con huaraches de cuero, pantalón de manta y camisa, Francisco Hernández enseñó una cartera vacía como único equipaje.
El chiapaneco reconoció que su ruta a Estados Unidos será suspendida porque ya no cuenta con recursos, aunque pidió a las autoridades estatales y municipales de la entidad que se respeten los derechos humanos de migrantes mexicanos. ‘‘Mis derechos como mexicano no se respetaron'’, insistió.
Arturo Hernández dijo que presentará una denuncia ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos por el robo de tres mil pesos cometido por policías ‘‘aunque sé que no se puede recuperar mi dinero, de cualquier forma lo único que quiero es recuperarlo y que me respeten mis derechos como chiapaneco'’, manifestó.
Por la tarde, levantó la queja. Al día siguiente, muy temprano, no pude despedirme de él. Su argumento fue, "no me puedo quedar, mis hijos tienen qué comer y yo aquí estoy perdiendo tiempo".
Con un nudo en la garganta lo recuerdo... porque como un niño tímido y con las manos vacías, se fue retando el peligro de la ruta hacia Estados Unidos, y claro, sin un peso en el bolsillo.
Espero que hayas llegado Arturo, con el corazón te recuerdo y deseo que hayas podido cruzar.
Por Montserrat Balcorta Sobrino
Fotoperiodista Mauricio Palos/ProcesoFoto y La Jornada San Luis

sábado, junio 17, 2006

"Las mujeres sufrimos de discriminación y violencia por parte de rateros con permiso”, acusa hondureña

Las mujeres sufrimos de discriminación y violencia por parte de “rateros con permiso”, apuntó sin miedo, una mujer inmigrante de procedencia hondureña, luego que se le preguntó sobre los percances de su ruta desde el sur de México a San Luis Potosí. Llegó sin equipaje, junto con un grupo jóvenes de la misma procedencia.
La entrevistada de 25 años de edad, quien pidió el anonimato, platicó que abandonó su país, Honduras, dejando tres hijos.
Expresó que las mujeres migrantes de Centroamérica, son objeto de persecución y extorsión por parte de autoridades mexicanas, polleros y asaltantes, “las migrantes mexicanas tampoco se salvan. Al iniciar el viaje nos exponemos a cualquier tipo de ultrajes, sobre todo en el tren, porque una viaja por las tardes o noches, cuando no te ven”
Aseguró que la migración femenina es “más dura que la de los hombres” ya que como mujeres “es más doloroso dejar a los hijos, una tiene miedo de andar sola en caminos que no conoce, yo por ejemplo le tengo miedo a las víboras y en las montañas hay muchas, tuve que saltar del tren, he sufrido de malas caídas, me he lastimado mi espalda, mis caderas”.
La mujer hondureña, valiente, señaló que nuestros policías, quienes “resguardan nuestra seguridad”, son “rateros con permiso, son los primeros que nos quitan el dinero y luego a una que la ven mujer, son capaces hasta de violarnos, porque ha habido muchas compañeras a las que las han violado hasta salen golpeadas y así vamos hasta no cumplir esa meta, que es pasar al otro lado”.
Ya son tres veces que quiero cruzar para Estados Unidos –narra– y sigo sin saber el camino, va mucha gente que hasta seis veces han querido cruzar y nada. “En el camino nos vemos las mujeres, hasta niñas y nos hacemos compañía"
La hondureña señaló que el género femenino está propenso a mayores enfermedades puesto que “hay mujeres que hasta embarazadas vienen, otras en su periodo de menstruación pero una así se va, así toda con moretones en las piernas por las caídas, por saltar bardas, y pues no regresaremos a Honduras con las manos vacías”. Explicó que si llegara a pasar la frontera, trabajará de lo que sea siempre y cuando sea un trabajo digno. En la despedida, con sonrisa en el rostro, la mujer hondureña con un extraordinario tenor, me aseguró que cruzará México las veces necesarias hasta cumplir su sueño, cruzar la Frontera.

Por Montserrat Balcorta Sobrino/
Publicación en La Jornada San Luis/
Abril2006
Foto: Proceso Digital
Migrantes escondiéndose de la Patrulla Fronteriza